Ya estamos acostumbrados

Hay dos contenidos a los que España está enganchada: a los talent shows y a las series. En consonancia con los demás países occidentales, estos géneros gozan cada vez de mejor acogida. Aquí, como siempre, con demora, pero también. Tanto que hasta la política ha adoptado sus fórmulas y ha llegado a florecer el talent político por capítulos. La berlanguiana telenovela puigdemontiana es prueba de ello. Cada capítulo, un intento de superar el despropósito anterior. Las series, a la vista está, son moda. Y la moda, es noticia. Continúa leyendo “Ya estamos acostumbrados”

En tierra de nadie

Hay un espacio vacío en el que nadie se fija. Entre ideas y entre banderas, existe una burbuja en la que parece que no corre el aire. Desde aquí se ve todo, o casi todo. Estás en el centro, y estás a la vista, pero desde aquí eres completamente etéreo, como el oxígeno. Este misterioso lugar, aparentemente tranquilo, está cercado por cientos de personas poco apacibles. O eso es lo que se percibe desde aquí. Estás lejos de ellos, a varios metros, pero su voz te hace sentir muy cerca. A tiro de piedra. Y oye, la manía que tienes de tragar saliva cuando piensas en ello. Miras a un lado y a otro, y caes en que sólo te acompaña tu respiración. Continúa leyendo “En tierra de nadie”

A Francia le viene mal votar

El mundo siempre ha estado agitado. Si no ha sido por unas cosas, ha sido por otras. Inclusive cuando gobernantes cínicos han creído que podían poner orden. Hoy día, condenamos a la historia al ostracismo, y espetamos sin pudor alguno que el mundo se está volviendo loco. Nos quedamos más anchos que largos. Vivimos en el caos, sí. Pero la humanidad siempre lo ha hecho. Continúa leyendo “A Francia le viene mal votar”